editorial
22/09/2017

Los beneficios de un mayor uso de electricidad en la sociedad

Editorial. Si bien el mayor consumo de electricidad requerirá una mayor producción de la misma, esta provendrá de una matriz cada vez más renovable.

Los beneficios de un mayor uso de electricidad en la sociedad

Una mayor penetración de la electricidad en sectores como el de transporte y residencial puede significar para el país importantes oportunidades en materia de eficiencia energética, mitigación de Gases de Efecto y mejoras en la calidad del aire, al desplazar otras fuentes energéticas más ineficientes y contaminantes.

Las fuentes de energía que la sociedad utiliza condicionan su desarrollo y bienestar.  En Chile, el consumo final de energía se distribuyó por energético en 57% de derivados del petróleo, 22% de electricidad, un 13% de leña, y el restante 8% de gas natural, carbón y otros, de acuerdo al Balance Nacional de Energía (BNE) 2015.

 Por otra parte, los principales consumidores de energía son el sector industrial y minero, el de transporte y el comercial, público y residencial (CPR), los que consumen aproximadamente el 96% de la energía final total consumida en Chile. En estos sectores, además, el uso de energía eléctrica es relativamente bajo: en transporte solo representa un 2% del consumo total de energía, mientras que en el sector CPR un 21%, y en el industrial y minero un 33%.

 Estos tres sectores, por otro lado, representaron casi el 40% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero (GEI) que el país reportó para el año 2013.

 Más aún, en términos de consumo energético en el sector transporte destaca el modo terrestre de pasajeros (vehículos livianos y medianos, tanto particulares como comerciales, y buses), el que representa cerca del 72% del consumo de este sector. Por otra parte, en CPR el principal consumo se concentra en el subsector residencial y en los usos de calefacción, agua caliente sanitaria y cocción, con casi el 59% del consumo total de energía de este sector. Respecto al sector industria y minería los mayores consumidores de energía provienen de los rubros de la minería del cobre, de papel y celulosa e industrias varias (según clasificación del BNE), los que representan más del 84% del consumo de este sector.     

 Ante este escenario de consumo energético, los problemas de contaminación atmosférica que sufren importantes ciudades del país, los compromisos que hemos asumido frente al fenómeno del cambio climático, y los avances tecnológicos de estos últimos años, entre otros, la Asociación de Generadoras de Chile encargó un estudio que estimó, en los distintos sectores relevantes, el comportamiento del consumo final futuro de energía en base a supuestos probables de una mayor electrificación en los distintos usos de este consumo. El estudio se centró en la definición de escenarios prospectivos futuros con mayor participación de uso de la energía eléctrica y sus impactos en términos de eficiencia energética, contaminación local y salud, y emisiones de GEI. La definición de cada escenario fue respaldada con un análisis de factibilidad técnica-económica.

 La primera etapa del estudio se centró en los sectores de transporte y CPR, y en aquellos subsectores y actividades mayormente significativos en cuando al consumo de energía y el potencial de electrificación de ellos. Los resultados de esta primera etapa muestran, en el sector transporte, que una mayor penetración de vehículos eléctricos para el transporte de pasajeros (principalmente buses y taxis) podría generar ahorros anuales en el uso de energía equivalentes a aproximadamente 31.300 Teracalorías (Tcal) al 2050, equivalente a 37 Terawatthora (TWh). Esto es, por cada unidad adicional de electricidad que se consuma en electro movilidad, el país se ahorraría aproximadamente tres unidades de energía de combustibles fósiles. Adicionalmente se podría reducir la concentración de contaminación local MP 2.5, evitándose alrededor de 6.700 muertes prematuras al 2050 solo en Santiago. Esto último significa un ahorro en salud del orden de los US$ 140 millones anuales. En término de emisiones de GEI, un escenario de mayor electro movilidad permitiría reducir 9% de las emisiones del sector transporte en el 2030 y 47% en el 2050. El estudio destaca además que un taxi eléctrico es actualmente un buen negocio, y que al 2031 sería posible aspirar a un Transantiago 100% eléctrico. En el caso de los vehículos particulares, si bien el estudio determina un payback al día de hoy (años en que se recupera la inversión, incluyendo el recambio de batería) de 14 a 17 años, se indica también, en base a otros estudios, que antes del 2030 los vehículos eléctricos ya serán más económicos en el costo de compra que un vehículo convencional.

 Por otra parte, los resultados para el sector residencial muestran un potencial ahorro de energía anual equivalente de aproximadamente 5.900 Tcal al 2050, unos 7 TWh, y efectos positivos en términos de contaminación local y emisiones globales. En particular el estudio analiza el caso de Temuco – Padre Las Casas, donde un escenario de mayor penetración de uso residencial de la energía eléctrica podría evitar alrededor de 140 casos de mortalidad prematura y 200 casos de admisiones hospitalarias al año. En término de emisiones de GEI, un escenario de mayor electrificación residencial permitiría reducir un 38% de las emisiones de este sector en el 2030 y 63% en el 2050.

 Los resultados obtenidos para los principales usos en los sectores transporte y CPR nos muestran importantes beneficios que justificarían una promoción activa para el desarrollo de una mayor electrificación de los usos finales de energía. Hoy el uso final de energía eléctrica representa el 22% del consumo total y los beneficios indicados de la mayor electrificación están basados en un escenario en el cual la electricidad representaría del orden del 24% en 2030 y 31% en 2050 del consumo final de energía del país. Estos resultados positivos, a su vez, son consistentes a nivel global con la matriz de producción de energía, sobre todo en lo que se refiere a emisiones de GEI: si bien el mayor consumo de electricidad requerirá una mayor producción de la misma, esta provendrá de una matriz cada vez más renovable, por lo que efectivamente se producirá una disminución neta de las emisiones totales de GEI.

 En definitiva, un mayor consumo eléctrico tiene impactos positivos en cuanto a eficiencia energética, reducción de contaminantes atmosféricos locales y de gases de efecto invernadero, sin mencionar el beneficio económico intrínseco que resulta para los usuarios y la sociedad en su conjunto.  Por tanto, tiene sentido articular diferentes objetivos de política pública, y sus respectivos instrumentos, y avanzar en los desafíos de infraestructura que impone un mayor uso de electricidad en la sociedad, con el fin de posibilitar la concreción de dichos impactos.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Generadoras suma un nuevo socio: Cerro Dominador

15/12/2017

El complejo solar proporcionará 210 MW de generación renovable al mercado eléctrico chileno mediante la combinación......

Leer Noticia

Cámara Chileno Británica organizó seminario sobre electromovilidad

30/11/2017

Generadoras de Chile participó en panel de conversación destacando que las industria está preparada para una mayor......

Leer Noticia

Generadoras integra Comisión Asesora Presidencial Permanente de Cambio Climático

24/11/2017

La Presidenta de la República recalcó que esta instancia “cumple un rol central en el gran......

Leer Noticia

Conoce los tipos de energía

Energía Hidroeléctrica

Energía Hidroeléctrica

Energía Solar

Energía Solar

Energía Eólica

Energía Eólica

Energía Térmica

Energía Térmica

Biomasa

Biomasa