noticias
01/08/2022

El compromiso de la industria con el retiro de centrales a carbón es inalterable

Claudio Seebach, presidente ejecutivo de Generadoras de Chile, planteó que Biobío en generación eléctrica puede tomar un rol importante en la transición energética.

El compromiso de la industria con el retiro de centrales a carbón es inalterable

“El agua juega un rol clave en la matriz de generación eléctrica de Chile, aportando energía renovable y flexibilidad al sistema. Durante los años 2020 y 2021, la generación hidroeléctrica ha aportado, en promedio, un 23% del total de la electricidad generada en el país. El 2021 fue unos de los años más secos de los que se tienen registros, lo que se vio reflejado en la generación hidroeléctrica fue aproximadamente un 20% menor a la del año 2020. Lo anterior generó que en agosto del año pasado el Ministerio de Energía publicara el Decreto Preventivo de Racionamiento el que fue extendido hasta el 30 de septiembre de 2022. Este decreto incluye medidas que buscan evitar, manejar, disminuir o superar los déficits de generación que se puedan producir en el Sistema Eléctrico Nacional. Para realizar aquello se han tomado medidas extraordinarias, como la conformación de la Reserva Hídrica”.

Eso fue el resumen que hizo a TradeNews.cl, Claudio Seebach, presidente ejecutivo de Generadoras de Chile, respecto al sector que lidera, quien agregó que el pronóstico para 2022 no era diferente y el fenómeno de “la Niña” presagiaba la extensión de la condición de sequía en el corto plazo. Hoy en día la situación ha mejorado gracias al aumento significativo de precipitaciones en los meses de junio y julio, lo que ha permitido acumular más de 720 GWh de energía gestionables, lo que equivale a un 79% más que la energía gestionable acumulada a mediados de abril del 2022.

-La salida de las centrales a carbón ha ido en paralelo al desarrollo de las renovables. Es decir, ¿los proyectos de renovables están cubriendo la salida de las centrales a carbón?

-El ingreso de energías renovables ha permitido consolidar que la electricidad se convierta en un elemento esencial para el desarrollo sostenible y, de esta manera, enfrentar la urgencia climática y el desarrollo de los territorios. El crecimiento y la inversión renovable nos permite continuar con la misión país que ha definido Chile de alcanzar la carbono neutralidad a más tardar el 2050.

La generación renovable siempre ha sido un pilar fundamental de nuestra matriz energética por el importante aporte de la hidroelectricidad, fuente que contribuye energía gestionable en el tiempo y libre de emisiones. A junio de 2022, el sistema eléctrico chileno cuenta con más de 3,8 GW de generación eólica y 6,6 GW de generación solar instalada, a lo que se suman más de 4,6 GW de capacidad de proyectos de generación renovable en construcción. Además, hoy en día el 99,9% de los proyectos en calificación ambiental corresponden a centrales renovables, las que suman alrededor de 10,6 GW de capacidad. El compromiso de la industria con el retiro responsable de centrales a carbón es inalterable, en este sentido, se requiere una regulación que dé certeza a las inversiones de largo plazo y permita el desarrollo continuo y estable de la inversión en infraestructura necesaria.

 Por ende, ¿cómo ve que Bocamina haya debido postergar su cierre dado el escenario de escasez hídrica?

– Debido a la situación prevista a inicio de año, sobre un posible riesgo de abastecimiento originado principalmente por la persistente sequía, la CNE instruyó la postergación del cierre de Bocamina II hasta el 30 de septiembre con el objetivo de contribuir a la seguridad de suministro. La decisión ha sido respaldada en base a las recomendaciones del informe de seguridad de abastecimiento del Coordinador Eléctrico, donde en febrero catalogaron de “extraordinaria y urgente” el aplazamiento de la central. Su postergación podría reducir de manera significativa la magnitud de energía deficitaria estimada en el sistema, disminuir los niveles de exigencia del suministro eléctrico para los meses de junio a septiembre y reducir los requerimientos de consumo de diésel.

– ¿Qué rol podría jugar la Región del Biobío en generación?

– La generación eléctrica en la Región del Biobío puede tomar un rol importante en la transición energética. Esto se ha visto reflejado en los resultados de estudios como la PELP (Planificación Energética de Largo Plazo) realizada por el Ministerio de Energía. Parte de los resultados muestran que la Región del Biobío podría concentrar un importante número de proyectos de generación renovable, en particular eólicos, equivalente a una capacidad superior a los 4 GW al 2050. Actualmente, esta zona alberga cerca del 17% de la capacidad de generación de energía eléctrica del país, donde se destaca una alta capacidad de las centrales hídricas alcanzando un valor superior a los 2,8 GW (un 39% de la capacidad hidroeléctrica del país). Su rol es complementado con la participación en la generación del Sistema Eléctrico Nacional, donde durante los últimos tres meses ha suministrado aproximadamente un 15% de la demanda eléctrica del sistema. A mayo de 2022, la región cuenta con 77 MW de proyectos en construcción donde el 100% corresponden a proyectos renovables de los cuales el 94% son eólicas.

– Respecto a la estabilización de las cuentas de electricidad a nivel nacional ¿es un positivo para el sector?

– El mecanismo de estabilización recientemente aprobado por ley cumple con su objetivo principal, que es evitar el alza abrupta de tarifas eléctricas a los clientes regulados y, a la vez, no afectar la transición energética y la descarbonización al dar certeza a la industria para la inversión. De esta manera, permite concretar los esfuerzos comprometidos en las inversiones en energías renovables, almacenamiento e hidrógeno verde a la velocidad y escala que exige la transición energética para el cumplimiento de los objetivos de carbono neutralidad.

– ¿Cómo se viene el consumo de energía y sus costos?

– El año 2022 ha sido un año desafiante para el sector de generación debido al panorama internacional, sumado a la situación de escasez hídrica acumulada. En particular, los efectos generados por la guerra entre Rusia y Ucrania que ha exacerbado los impactos económicos en los precios de los combustibles importados desde 2019 a la fecha, provocados por la persistencia del Covid a nivel internacional. En lo que va del 2022 el precio del carbón térmico ha crecido en un 130% acercándose a los US$500 ton, el petróleo Brent y el gas Dutch TTF son un 38% y un 350% más caros, respectivamente. Esto es un reflejo de las expectativas del mercado que continúa en condiciones energéticas estrechas. Otras condiciones derivadas consisten en las dificultades en la producción y logística de insumos para construir nuevas centrales de generación renovable debido a los impactos de la pandemia, las que han aumentado sus costos y tiempos de desarrollo. Poniendo esto en perspectiva, el tiempo de entrega de algunos componentes ha aumentado de 5 a 50 semanas y el costo de las turbinas eólicas ha aumentado en más de un 25% respecto a 2019. Estas condiciones, sumado a la situación de estrechez hídrica actual, han generado que los costos de la electricidad no mantengan la tendencia a la baja que habían presentado durante los últimos años. Sin embargo, es importante señalar que estos costos afectan a la industria de generación y no a los hogares, porque esos precios están regulados por otro tipo de contratos.

 

ÚLTIMAS NOTICIAS

Energía y minería unidos para la transición energética

08/08/2022

Luego de tres años de receso a causa de la pandemia, en junio se desarrolló......

Leer Noticia

HIF y Enel Green Power inician evaluación ambiental de proyecto eólico en Magallanes

04/08/2022

El parque, que contempla una inversión de US$ 500 millones, alimentará de energía renovable al......

Leer Noticia

Conoce los tipos de tecnologías:


Hidráulica

Hidráulica

Solar

Solar

Eólica

Eólica

Térmica

Térmica

Bioenergía

Bioenergía

Geotérmica

Geotérmica

Hidrógeno

Hidrógeno